Biografía Paul Oakenfold (2ª parte)

 

Después de la primera parte, continuamos con la segunda parte de la biografía de uno de los Djs que revolucionó el panorama electrónico durante los años 90.

EL DESPEGUE DEFINITIVO

El año 1993 concedió a Paul Oakenfold  una oportunidad inmejorable de acceder al gran público, convirtiéndose definitivamente en un fenómeno de masas que revolucionaría la imagen comercial del DJ. Durante ese año el británico participó en la gira U2 Zoo TV World Tour, recorriendo, junto a la banda irlandesa, buena parte del mundo realizando conciertos multitudinarios en diferentes estadios de fútbol.  Paul Oakenfold se encargó de calentar el ambiente participando de telonero en las sesiones previas a los conciertos, lo que le dio la oportunidad de manejar grandes auditorios y relacionarse con las “celebrities” del momento. Experiencias que le fueron de gran utilidad para construir su ascendente carrera como disc-jockey y productor.

Esta gira configuró la personalidad definitiva de Oakenfold encima de un escenario. Consiguió conocer los mecanismos indispensables para llegar a ser una superestrella. Aprendió a actuar como tal, observando a U2 durante su gira: “Veías como se comportaba la banda y pensabas, puedo coger un poco de esto e introducirlo en mi mundo”.  Se trata de un proceso que hace referencia al fenómeno Dj, una transformación que desemboca en la actual situación, donde el disc-jockey se ha convertido en el centro de atención de la mayoría de conciertos y festivales.

Estos años caracterizaron a un Oakenfold que se encontraba en continua evolución, absorbiendo sonidos y renovando constantemente su maleta. A mediados de los 90 su estilo incorporó la psicodelia relacionada con la música Goa, debido a sus frecuentes viajes a la India. Pero si algo define a Oakenfold durante estos años es su eclecticismo y su manera de concebir la música como algo global. Su recopilatorio Perfecto Fluoro, publicado en 1996, es el ejemplo de un trabajo cargado de sentimiento y universalidad que recoge canciones que van desde Ennio Morricone, Bjork o Ryuichi Sakamoto,  hasta sus propias producciones bajo la formación Grace.

Tras el gran éxito de Perfecto Fluoro,  trabajo con el que hizo su primera inclusión en el mercado americano, el británico grabó una sesión en directo en el Cosmopolite Club de Oslo, actuación que posteriormente comercializaría bajo el nombre de Global Underground: Live In Oslo. Se trata de dos cds en los que las canciones con ritmos Drum & Bass, Trance psicodélico y Techno, se adornan con toques de Jazz, vocales femeninas, sonidos étnicos y atmósferas envolventes, que dan como resultado una de las selecciones de música electrónica más selectas y exquisitas de la década.

En estos momentos la música Trance comenzaba a invadir Europa. Desde el Berlín posterior al muro, un joven Paul Van Dyk comenzó a trabajar con un género repleto de capas y sonidos sintéticos que recogía elementos de varios estilos. Paul Oakenfold pronto adoptó el sonido y aseguró su dominio en las Islas Británicas, el trampolín perfecto para el éxito global.

El club Cream de Liverpool no fue indiferente a estos progresos y le contrató como dj residente durante un periodo de dos años (1997-1999). Este fue el espacio perfecto para integrar los nuevos sonidos que llegaban desde Europa. De esta manera nació en el año 1998 su afamado recopilatorio Tranceport,  que presenta a un Oakenfold mucho más enérgico y contundente, creando una selección de Trance que incluyó canciones que posteriormente  se han convertido en auténticos himnos: Energy 52 – Café del Mar,  Three Drives- Greece 2000, Agnelli & Nelson- El niño. En pocas semanas Tranceport  llegó a ser  un éxito de ventas tanto en Europa como en América, lo que supuso su entrada definitiva en el mercado estadounidense.

Los últimos años de la década de los 90 fueron los de mayor éxito para Paul Oakenfold.  La revista Dj Mag le nombró  mejor Dj del Mundo en dos ocasiones (1998-1999) y su “bautismo” definitivo como un artista de masas llegó con el concierto que ofreció en el famoso festival  Glastonbury, donde 900000 personas vibraron con la fuerza y potencia que su música desprendía.

2000-2010: EL PASO AL MERCADO AMERICANO Y SU DECLIVE

A principios de siglo Paul Oakenfold continuó con la línea marcada por Tranceport: un trance contundente a la vez que elegante. Su siguiente recopilatorio Perfecto Present Another World, fue un trabajo de sofisticada combinación, donde tuvieron hueco artistas tan diferentes como Vangelis, Led Zepellin, Lisa Gerard o Dj Tiësto.

A partir del año 2001 Paul Oakenfold decidió establecer su residencia en Los Ángeles y centrarse principalmente en su faceta de producción, muy encarada a la composición de bandas sonoras. Colaboró activamente en la creación de la música para la película Operación Swordfish, produciendo y editando diferentes cortes. Su canción Ready Steady Go formó parte de las películas La Identidad de Bourne, Colateral y del videojuego Fifa 2005. Se encargó también de remezclar el tema central de algunas de las películas de más éxito como James Bond o Piratas del Caribe.

Después de diferentes producciones y recopilatorios a lo largo de su carrera, en el año 2002 publicó su primer álbum llamado Bunkka. Para la elaboración del mismo contó con distintas colaboraciones de vocalistas : Nelly Furtado, Perry Farrel o Grant Lee Phillips. Bunkka era un álbum pensado principalmente para el mercado norteamericano, destacó por presentar al Oakenfold más comercial y empalagoso. Zoo York, Ready Steady Go y Southern Sun  son las únicas canciones dignas de mención dentro del disco.

El público solicitó durante tiempo un álbum de producción completa del británico, pero Bunkka parece que no convenció a los grandes seguidores de un personaje que había significado tanto para la música electrónica. Sus siguientes años se caracterizaron por un acentuado declive en sus espectáculos y producciones. Muchos le acusaron de dejarse arrastrar por un pasado al que continuaba anclado. Durante años sus sesiones demostraron la desgana de un DJ que se había cansado de demostrar en la cabina su técnica y su cuidada selección musical. Su atención se dedicaba a crear vínculos personales que le facilitaron y supusieron grandes beneficios a nivel personal, pero que lo dejó muy tocado ante el público electrónico.

 

En 2006 publicó su segundo álbum A lively Mind, que sólo vino a ratificar el estatismo de Paul Oakenfold. La critica catalogó a su nuevo trabajo como: un álbum que hubiera funcionado muy bien a finales del siglo XX, pero que no demuestra su poderío en los momentos actuales. El álbum incluía la reconstrucción de Not Over, el clásico que había catapultado a su añorada formación Grace, en lo que era un claro guiño a su glorioso pasado.

De la excelente relación que alcanzó con Madonna surgió una fructífera relación que desembocaría en la participación de Paul Oakenfold como telonero de la reina del pop. Además de participar directamente en la producción  del álbum  América Life, el británico remezcló algunas de los grandes sus éxitos: What I Feels Like for a Girl, Hollywood, Sorry y Give it 2 me.

A pesar de todo Paul Oakenfold siempre ha estado en los principales festivales y conciertos relacionados con la música electrónica. En 2010 participó en el Festival Tomorrowland y ofreció una de las sesiones más efectivas y contundentes, en lo que parecía predecir su penúltimo renacimiento.

SU REGRESO

En el año 2011 Paul Oakenfold regresó con más fuerza que nunca. Al poco tiempo de que su sello discográfico Perfecto Records fuera adquirido por el todopoderoso Armada Records, publicó el recopilatorio Never Mind The Bollocks Here’s Paul Oakenfold. Se trataba de  dos sesiones cargadas de canciones de trance mélodico con toques de psicodelia, lo que le permitió definir de nuevo su estilo dentro del eclecticismo que le acompaña.

Este último recopilatorio vuelve a demostrar que Paul Oakenfold ha nacido para ser Dj. Su capacidad de selección y de mezcla es el signo que ha acompañado toda su carrera y del que no se debe desprender. Posee el talento de conectar con su público a través de su música y de saber buscar e introducir nuevos elementos que enriquecen la escena. Este veterano debe seguir por este camino, el que le llevó a la cima a finales de los 90.

 

 

Paul Oakenfold- Live at Homelands 1999

http://www.youtube.com/watch?v=uU_yWQ51uWE&feature=related

Paul Oakenfold – Southern Sun

http://www.youtube.com/watch?v=8zsdPomPQyE

Oakenfold- Not Over

Vangelis – Tears in the rain (De su album Perfecto Present Another World)

http://www.youtube.com/watch?v=jCwbKr0KmXE&feature=related

Madonna- What I Feels Like for a Girl (Paul Oakenfold remix)

http://www.youtube.com/watch?v=q3yIaEKZFLs

Never Mind The Bollocks Here’s Paul Oakenfold (SPOTIFY)

Paul Oakenfold – Never Mind The Bollocks… Here’s Paul Oakenfold

NRF magazine

Revista Digital de Música Electrónica con entrevistas a DJs nacionales e internacionales, biografías, reportajes, sesiones y mucho más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *