“Veni, vidi, vici” o lo que es lo mismo: “Larga vida a HalloWAN”

Para los que somos perros viejos en estos lares, sabemos que organizar un evento de esta magnitud en un foro como La Cubierta de Leganés no es nada fácil. Y no lo es por muchos motivos: acústicamente todo va en tu contra, solo puedes organizar un área y se tiene poco margen de maniobra con un solo escenario, las trabas burocráticas son ingentes y arduas debido a la cantidad de problemas que ha habido anteriormente con fiestas similares, lo que significa que te están mirando con lupa desde la Comunidad de Madrid y desde el Ayuntamiento de Leganés… Vamos, que todo son inconvenientes y, por ello, siempre es un agradable y de admirar ver cómo se superan este tipo de hándicaps.

Y por eso, podemos concluir que, a grandes rasgos, la promotora encargada de organizar HalloWAN estuvo más que a la altura, un festival al que podemos dar un notable alto, destacando:

  • Accesos ágiles, sin muchas aglomeraciones y una seguridad profesional que hizo su trabajo con gran diligencia y seriedad.
  • Gran número de barras y bien repartidas, con camareros rápidos y bastante amables.
  • Bien el Plan de Seguridad, seguido a rajatabla en todo momento con accesos y puertas determinadas en caso de urgencia.
  • Aforo correcto, que incluso en algún momento daba la sensación de escaso, aunque podemos dar fe que allí se encontraban 10.000 almas.

HalloWAN 2_NRFmagazine

Sin embargo, en lo que la organización falló quizás fue en los siguiente:

  • Soundsystem: Partiendo de la base de que es muy complicado que La Cubierta de Leganés suene bien (no en balde entre los entendidos se la conoce como “La Cúpula del Trueno”), ya que todos los elementos arquitectónicos parecen estar en su contra, no se supo sacar el suficiente partido de este equipo, y desde mi punto de vista abundaban los graves, además de estar mal ecualizado. Un punto a mejorar por la organización para próximas citas.
  • Ropero: Considero que ubicar el ropero en el lateral del escenario no es el mejor lugar, pero me imagino que estaría más que estudiado por la organización y no habrán encontrado otro lugar más idóneo. Desde mi punto de vista no es el mejor ni más cómodo para los que allí nos dimos cita.

Musicalmente, la jornada cumplió expectativas, pero sin sacar pecho. Podemos destacar a Luciano, con una primera hora digna de mención (con un momento estelar del “Future” de Halo Vargas) y que sin duda fue lo mejor de la fiesta, así como un Paul Kalkbrenner que nunca falla, aunque cuando ya lo has visto 2 veces en un mismo año tienes la sensación de saber qué viene después de cada track. El resto, cumplidores, y quizás la mala ecualización no dio pie a que brillaran como se merecían.

Por todo esto, desde NRF Magazine damos un notable alto al gran evento que fue HalloWAN, al que auguramos un gran futuro, ya que conocemos la gran profesionalidad de la promotora y del Staff que está detrás de ella, quienes sin duda alguna serán capaces de solventar los pequeños problemillas de su primera edición.

Tx. Fernando García

+INFO: HALLOWAN ONLINE

NRF magazine

Revista Digital de Música Electrónica con entrevistas a DJs nacionales e internacionales, biografías, reportajes, sesiones y mucho más

Un comentario sobre ““Veni, vidi, vici” o lo que es lo mismo: “Larga vida a HalloWAN”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *