Crónica 4Every1Festival

Escenario The Grass 4every1 Festival_NRFmagazine

Este fin de semana ha tenido lugar uno de los grandes eventos del año en la capital de nuestro país. Tras algún tiempo de parón obligado, los festivales por fin, volvían a Madrid y lo hacían de la mejor manera posible. Con un cartel plagado de grandes artistas y con un recinto espectacular parecía que 4Every1 Festival podía convertirse en un festival a tener cuenta por todos los amantes de la música electrónica y, después de la grata experiencia vivida en casi todos los aspectos, lo consiguió.

Una vez dentro del recinto, con algún problema de organización por las listas de acreditaciones, comenzábamos nuestro camino. Una tarde-noche que iba a estar alejada de la mayoría de los grandes cabezas de cartel para intentar dar una visión algo más completa de todos los artistas que llenaban el lineup.

South Central_NRFmagazineLos primeros en “regalarnos” su música fueron los ingleses South Central los cuales llegaron con su indumentaria habitual provista de sus inconfundibles capuchas y con su gran contundencia musical haciendo vibrar a los pocos asistentes que se agolpaban en el escenario The Phantom debido a que, incomprensiblemente, eran los encargados de abrir el festival. Durante 1 hora, aproximadamente, ya que la apertura de puertas se retrasó un poco, consiguieron hacernos revivir lo que ocurrió, hace unos meses, en Madrid cuando nos visitaron por última vez. Tracks llenos de grandes bajos con, en ocasiones, alguna saturación, pero siempre guardando una gran calidad al frente de sus “aparatos” que siempre llevan con ellos. Uno de los momentos clave fue cuando encadenaron, casi de manera continua, el track “WTF You looking at”, con el “The Island” de Pendulum y “Jaw Drop” logrando hacer saltar a la gente pese a lo intempestivo de la hora.

Reka & Kuroi_NRFmagazineTras este intenso comienzo de festival, proseguimos con un par de conocidas de NRF MAGAZINE, a las que tuvimos el placer de entrevistar en exclusiva hace unas semanas. Kuroi y Reka llenaron de sonido underground el escenario We Are Syndicate en el que pudimos volver a escuchar cómo suena un vinilo, con lo complicado que es eso hoy en día. Ambas, supieron caldear el ambiente para sus predecesores, uno de los dúos más míticos de la escena techno mundial con los que, sin ellos, Detroit, no se hubiera convertido en la cuna de ese estilo musical. Los genuinos Octave One, en formato live, hicieron que el comienzo de la noche fuera muy especial. Atmósferas llenas de sonidos envolventes acompañados de una gran concentración, por parte de ambos artistas, y una gran calidad y sutileza a la hora de “operar” en su actuación. Octave One_NRFmagazineNo dejaron dudas de por qué son quienes son y contagiaron a todos los asistentes de una ambiente de club que, en ocasiones, en festivales al aire libre, es muy difícil de conseguir. Por un espacio de una hora y media pudimos trasladarnos a la década de los 90 y vivir, casi en primera persona, el comienzo del techno. La espectacularidad con la que manejan su formato live acompañado con el gran número de sintetizadores y mesas que acompañan a los americanos logran exprimir al máximo los sonidos “estirándolos” de manera espectacular haciendo que, en ocasiones, perdurara un mismo “golpe” durante casi todo el live. Con todo esto, el escenario se vino “abajo”, en especial, cuando empezaron a sonar los acordes de “Black Water” con el que pusieron el broche a una de las mejores actuaciones de la noche.´

Modestep 2_NRFmagazineDespués de un periodo de recuperación, gracias a los numerosos puestos de restauración que había en el recinto, nos dirigimos al escenario Big Zoologico donde el EDM era el sonido protagonista. Sin embargo, encuadrados en ese enclave, nos encontrábamos a una de las bandas más representativas del dub-step, drum&bass y electro-rock; los londinenses Modestep que, durante una hora, contagiaron de su energía a todos los que se agolpaban en este escenario que, francamente, eran muchos más de los que, personalmente, me esperaba. 60 minutos plagados de saltos, empujones y sudores con los que consiguieron que, más de uno, se tuviera que ir a descansar un rato tras su actuación. Temas como “Sunlight”, “Another Day” o el gran “Show Me A Sign” no faltaron en su ya habitual repertorio, además de los continuos guiños a la banda The Prodigy a la que homenajearon con su “Smack My Bitch Up” y “Voodoo People”.

Lejos de que el cansancio nos pudiera, todavía nos quedaba otro plato fuerte para finalizar este festival. Era el turno de otros viejos conocidos de nuestro medio a los que entrevistamos en nuestros comienzos hará unos 2 años aproximadamente. Se trata de los máximos representantes de un sonido que este pegando con fuerza, ya no sólo en Europa, sino que a nivel mundial, cada día que Cyberpunkers_NRFmagazinepasa, va ganando adeptos. Esa mezcla de música electrónica con grandes toques de rock y sonidos algo estrambóticos. Estamos hablando del dúo italiano Cyberpunkers que llegaron a Madrid para inundarla con su particular estilo y dejarnos a todos boqui-abiertos. Una vez más, ya que pudimos disfrutar de ellos el invierno pasado, volvieron a mostrar su estilo fresco y desenfado de música electrónica con una gran contundencia a los platos y con un gran despliegue físico al mando de la mesa de mezclas. Temas de sus comienzos como “Omg” o “I Needed To Go” hicieron las delicias de sus fans más antiguos y tracks más actuales como “Whatta Mask” o “Shock” levantaron a la gente del suelo en un botar constante para finalizar, con otro de sus temas más antiguos convertido, casi, en un himno “Fuck The System” con el que pusieron el broche de oro para nosotros a todo un día acompañados con la mejor música posible.

Tras la experiencia, tan reciente, vivida en 4Every1 Festival auguramos un gran futuro para un festival que, pese a ser la primera edición, no hubo grandes fallos de organización convirtiéndose en el mejor ejemplo de un festival totalmente completo, ya que no sólo se cuido el line-up sino que se centraron en detalles que, en muchas ocasiones, son los que hacen que el festival se venga abajo, como un sonido perfecto en todos los escenarios, quizás algo más bajo de lo normal en alguno de ellos, pero apostando por la calidad del equipo de sonido en general, buenos precios tanto en la zona de barra como en la zona de restauración y mucha variedad y un gran cuidado en servicios básicos. En definitiva, una apuesta por un concepto muy completo de festival que esperemos que perdure en el tiempo ya que Madrid necesita más eventos de este tipo para no dejar de ser una de las capitales de música electrónica a nivel europeo. Madrid necesita a 4Every1 Festival.

Txt: Javier Rivate

NRF magazine

Revista Digital de Música Electrónica con entrevistas a DJs nacionales e internacionales, biografías, reportajes, sesiones y mucho más

Un comentario sobre “Crónica 4Every1Festival

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *